LEILÍA DE RAÍZ
Al son de las panderetas y voces ofrecemos la singularidad, la belleza y la fuerza de nuestra música tradicional, en la que la figura de la mujer ha tenido un peso determinante, tanto en la creación de melodías, ritmos y letras, como en su transmisión. Es el canto de la gente de la aldea que tiempo atrás no tenía otra diversión que reunirse para bailar al son de las panderetas, latas, y otros utensilios de uso doméstico que, sin ser concebidos para la percusión, acabaron formando parte del elenco de instrumentos susceptibles de generar nuevos sonidos. Todo esto tiene cabida en este espectáculo que transmite la fuerza de nuestra música y un profundo respeto por la cultura y tradiciones.

Riders